Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Identificá lo que necesitás para sentirte bien.
Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

No importa qué tan espléndida te sientas físicamente o qué tan saludable sea tu alimentación, todas sabemos que cuando estamos tristes, estresadas o desbordadas, la felicidad parece un objetivo imposible. Ahora bien, en un mundo tan complejo ¿cómo no entrar en alguno de estos estados? OSDE nos facilitó una serie de consejos claves para el cuidado del estado anímico.

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Reivindicá tu placer

Si te morís de ganas de sentarte un ratito al sol, de dedicarte todo el día a tu jardín o de simplemente pasar la tarde tomando mate con amigas, ¡hacelo! Postergar lo pequeño e inmediato por desafíos enormes y difíciles está sobrevalorado. La felicidad tiene mucho más que ver con seguir la pulsión vital de sentirse acompañado, conectado con uno mismo y amado, que con inmolarse en pos de algo. Encontrar el balance entre lo que das y lo que recibís es fundamental para no sentirte drenada. 

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Separá “mis objetivos” de “mi felicidad”

Es muy fácil sentirse exitosa y exultante cuando vas cumpliendo tus objetivos y cuando las cosas salen como lo esperabas, pero ¿qué pasa cuando te desviás o cuando las circunstancias te corren del carril? En la vida 2 + 2 no siempre es 4 y existen tantos imponderables que, aunque dispares al blanco, tu flecha puede terminar en la luna. La licenciada en Psicología, Marta Bocconi, recomienda que los objetivos existan como una especie de brújula hacia cierta dirección, pero hay que evitar volverse monotemático o inflexible. El destino puede tener planes distintos, y acaso mejores, para nosotros. 

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Repará en tus hormonas y en tu estado de salud

Es usual que las mujeres nos sintamos inesperadamente estresadas, ansiosas y hasta tristes en ciertos momentos de nuestro ciclo, pero ¿cómo vas a darte cuenta si no llevás un registro de esto? Las ginecólogas Sandra Magirena y Silvia Torchetti aconsejan tomar conciencia. Hacete el hábito de anotar qué etapa del mes estás transitando y aprendé a relativizar ciertos enrosques, especialmente cuando son premenstruales. Además, respetá tus chequeos anuales y si te sentís especialmente inquieta, pedile a tu médico que chequee tu estado hormonal.  

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Aprendé a mirar con franqueza tus vínculos

Si sabés que hay una amiga que te tira para abajo o tenés una pareja un tanto competitiva, aprendé a reconocerlo, es decir, a admitirlo y a decidir en función de lo que percibís. Esto no significa que tengas que eliminar cada vínculo que no te cierre del todo, pero sí significa que podrás tomar mejores decisiones sobre cómo administrar esos vínculos en tiempo y energía. Recordá siempre esto: cercanía no necesariamente es intimidad.

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

No le temas a tu sensibilidad

Lo que te lastima te lastima y lo que te entusiasma te entusiasma. No pidas disculpas por eso porque es parte de quien sos. Asumir tus emociones, reconocerlas y gestionarlas hace que puedas atajar posibles conflictos internos a tiempo sin que lleguen a explotarte en la cara como síntomas o miedos excesivos. Llevar un diario de pensamientos y sensaciones, aunque solo sean apuntes al azar. Siempre es mejor capturar algo, que perder todo.

Salud emocional: 6 hábitos que podés cultivar hoy

Detectá las voces destructivas

De acuerdo a la psicóloga especializada en terapia cognitiva-conductual Luciana Kot, es importante identificar la aparición de pensamientos que nos tiran abajo y reflexionar acerca de la tensión que provocan en el cuerpo y en la mente. La técnica de autoobservación es el primer recurso. Lo que proponen es escucharte como si estuvieras viendo una obra de teatro y darte cuenta de que esta es solo una de las maneras que tenés de dirigirte a vos misma, y de que existen otras posibles. Con una buena terapia y mucha reflexión incluso podrás detectar de dónde emergen esas voces y protegerte mejor de ellas o tomarlas como lo que son: otro aspecto más de nuestra compleja actividad mental. Esta debería ser una máxima: nunca te hables a vos misma como no le hablarías a una amiga. 

¿Te gustaron estos consejos? Encontrá muchos más en osde/saludybienestar.

Bitnami